LAS 9 CLAVES PARA EVITAR EL EFECTO REBOTE

LAS 9 CLAVES PARA EVITAR EL EFECTO REBOTE

No hay nada más desalentador para la persona con obesidad o sobrepeso que sufrir el efecto rebote, después de adelgazar, con el esfuerzo que ello supone.

Entendemos por efecto rebote o efecto yo-yo a la rápida recuperación del peso después de seguir una dieta para adelgazar.  Cabe definir bien en qué consiste adelgazar para conseguirlo, pues adelgazar no significa perder peso, sino masa grasa, así lo contrario a estar delgado es estar obeso, es decir, con exceso de grasa. Quizás no estamos adelgazando bien, sino estableciendo las bases para recuperar e incluso superar el peso anterior.

Conocer las causas del efecto rebote nos ayudará a establecer un plan para prevenir el efecto rebote:

  1. Algunas dietas milagro, se basan en la pérdida de fluidos corporales a base de drenantes e incluso de laxantes o aceleradores del tránsito intestinal. Los resultados de este tipo de dietas son la insuficiencia de vitaminas y minerales que si se mantiene en el tiempo, nos puede llevar a enfermar, además de provocar hambre y obesidad. Consiguen una pérdida de volumen mayoritariamente por la pérdida de agua.
  2. Otras dietas milagro sí consiguen que perdamos grasa pero llevan parejo una importante pérdida de masa muscular; casi la mitad del peso perdido. Son dietas bajas en calorías que no incorporan suficiente cantidad de proteínas. Como es sabido, el cuerpo adelgaza por la diferencia entre la cantidad de calorías ingeridas y las quemadas. Este déficit calórico, el organismo lo compensa a costa de las reservas de grasas,  de los azúcares y de los músculos, consumiéndolos. Dado que el músculo se nutre de proteínas, debemos tomarlas en cantidades suficientes para conseguir la recuperación de la masa muscular perdida. ¿Qué sucede si perdemos músculo? Pues que el cuerpo quemará menos calorías y si volvemos a comer las cantidades habituales recuperaremos el peso y aún engordaremos más que antes.
  3. Volver a comer como antes de adelgazar. Si antes de seguir una dieta nos sobraba materia grasa y después de adelgazar volvemos a comer como hacíamos antes y no somos más activos volveremos a engordar. Hace falta un cambio de hábitos de alimentación y de actividad para evitar la recuperación del peso.Entonces, ¿Cómo ha de ser una dieta de adelgazamiento para prevenir el efecto rebote?
  4. Ha de estar basada en la pérdida de masa grasa.
  5. Con aporte de suficientes proteínas, sin grasas saturadas. Aproximadamente 1 g de proteína por kilo de peso recomendado de la persona, (0,8 g las mujeres y 1,2 g los hombres).
  6. Ha de tener como mínimo 2 etapas diferenciadas, la 1ª de adelgazamiento y la 2ª de mantenimiento. La dieta de adelgazamiento ha de tener un déficit calórico para que sea efectiva. La dieta de mantenimiento ha de ser equilibrada tanto en nutrientes (hidratos, grasas y proteínas) como en la cantidad total de calorías aportadas. Es una dieta para siempre, salvo excepciones esporádicas, por tanto ya no vale comer como antes o volveremos a engordar.
  7. Con ayuda es mejor. Está demostrado que tanto para prevenir la pérdida de masa muscular durante el adelgazamiento, como para un mantenimiento más llevadero y exitoso, es de gran ayuda tomar 2 veces al día, un suplemento rico en proteínas de alto valor biológico y bajo en calorías. Habla con tu médico / dietista para que te recomiende uno.
  8. Pero aún hay más: Dado que el cuerpo quema más calorías cuanta más masa muscular tiene (incluso estando en reposo), nos servirá de gran ayuda para no recuperar el peso haber aumentado la cantidad de músculo de nuestro cuerpo durante el adelgazamiento. Así, tonificar el cuerpo es muy recomendable. Se trata de desarrollar la potencia, más que la resistencia. Hacer actividades que nos fortalezcan, de mayor intensidad, en menos tiempo. Reforzar el tronco y las extremidades. Trabajar los músculos principales. Cabe ser precavido al inicio empezando con gomas elásticas antes de pasar a mancuernas ligeras y luego más pesadas. Los ejercicios en el suelo y subir escaleras también nos servirán y no precisan de aparatos. Si para perder peso lo que te cuesta es tener constancia en hacer ejercicios o en la dieta, sigue estos pasos.
  9. Hacer ejercicio, deporte, actividad física de forma habitual es un pilar fundamental para nuestra salud física, mental, emocional, y para el mantenimiento del peso.

    ¡Ánimo!

adelgaza_ya

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *