OBJETIVOS DEL ADELGAZAMIENTO

OBJETIVOS DEL ADELGAZAMIENTO

Al hablar de un objetivo de adelgazamiento lo primero que te puede venir a la mente es algo referente a los kilos, a perder. Ahí radica en parte el problema. Si tienes sobrepeso u obesidad debes saber que el problema no son los kilos sino los hábitos de alimentación y actividad física que te han llevado a tu situación actual, por tanto la solución pasa por cambiar estos hábitos y no sólo en adelgazar.
En caso contrario volverás a recuperar e incluso incrementar tu peso actual. ¿Estás dispuesto a hacer cambios en tus costumbres?

Es posible que tu respuesta sea que te gustaría pero que no sabes cómo hacerlo ni qué hacer o no te crees capaz de conseguirlo.

Por eso es recomendable acudir a un especialista para que te ayude y saber qué es lo que más te conviene pero antes incluso de aprender tus nuevos hábitos más saludables debes decidir de qué manera quieres adelgazar. Hay muchas formas de perder peso aunque para hacerlo de un modo sano muchas de ellas no nos sirven.

  • Debes descartar las dietas detox que ahora están tan de moda pero no sirven para adelgazar, y seguirlas para este fin te pueden llevar fácilmente a enfermar y, seguramente, luego engordar más que nunca. Con estas dietas se pierde mucha masa muscular y al hacerlo bajas el metabolismo (lo que quemas), si quemas menos, engordas más. Conclusión: estás peor que antes.
  • Otra opción es seguir la dieta mediterránea. Esta dieta es muy saludable y efectiva para el mantenimiento, pero ojo, si no ingieres unos niveles suficientes de proteínas también perderás mucha masa muscular. La dieta que te vale para mantener, no te vale para adelgazar de forma conveniente.
  • Una dieta muy seguida fue la Dieta Dukan sobre la cual basta decir que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria no la recomienda.

Entonces, ¿qué dieta hago?

La forma de adelgazar más conocida y de mayor éxito, para un adelgazamiento sano, rápido y duradero es una dieta:

  • hipocalórica (baja en calorías)
  • normo-proteica (que mantiene los niveles de proteínas en las cantidades necesarias y suficientes)
  • y baja en hidratos de carbono, mayormente de azúcar y de grasas, sobretodo saturadas.

Bien, si ya está claro que para adelgazar y mantener el eso lo mejor es cambiar los hábitos y seguir una dieta médica normo-proteica, ahora ya podemos plantearnos cuántos kilos perder.

Existen varias fórmulas de cálculo de peso conveniente que nos dan una cifra concreta. Aunque el peso en el cual te ves bien, corresponde a un IMC (Índice de Masa Corporal) saludable y puedes mantenerlo en el tiempo. Es el tu peso más adecuado.

¿Cuál es tu punto de partida si eres una persona obesa (IMC superior a 30)?

Una reducción del peso de un 10% incluso del 5%, ya es una mejora apreciable a nivel de salud. Bajar de obesidad a sobrepeso es un buen paso como lo es también pasar de sobrepeso (IMC entre 25 y 30) a peso normal (IMC entre 18 y 25). Menor de 18 es señal de infra-peso, y tampoco es saludable

Un IMC normal y saludable nos proporciona más años de vida y, lo que es aun más importante, más calidad de vida.

Cómo calcular tu IMC:

Para hacerlo tienes dos opciones:

  • Utilizar la herramienta adjunta
  • Hacer el siguiente cálculo:

Tu peso en kg ÷ [(tu altura en m.) x (tu altura en m.)]

Haz tus números y compáralo con los kilos que corresponden con tu peso saludable.

Tu peso saludable =

  • 25 x [(tu altura en m.) x (tu altura en m.)] à peso máximo saludable.
  • 18 x [(tu altura en m.) x (tu altura en m.)] à Peso mínimo saludable.

Esta cifra también depende de tu corpulencia (pequeña, mediana, grande). Para identificarla mide el contorno de tu muñeca por la parte más delgada.

  • Mujer: divide tu altura en cm por el perímetro de la muñeca en cm. En el caso que el resultado sea mayor que 11, réstale a tu peso 3kg. Si dicho resultado es menor que 10.1, súmale 3kg.
  • Hombre: divide tu altura en cm por el perímetro de la muñeca en cm. En el caso que el resultado sea mayor que 10.4, réstale a tu peso 3kg. Si dicho resultado es menor que 9.6, súmale 3kg.

 

Ten en cuenta que esta fórmula, como muchas otras, no considera la cantidad de músculo que tienes y si estás fuerte tu músculo pesará pero es peso sano que hay que conservar.

Tu objetivo de adelgazamiento ha de ser de pérdida de grasa, no de músculo.

Bien, ahora ya tienes una idea de cuantos kilos perder, con qué tipo de dieta hacerlo y que tan importante como la pérdida de peso es el cambio de hábitos para que este logro sea duradero.

El objetivo ha de ser concreto, medible, alcanzable e ilusionante para que sea motivador y que te creas capaz de conseguir.

 

Ahora te falta saber dónde acudir, contáctanos y te diremos el centro más cercano.

adelgaza_ya

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *